SOS, salvar al panda del océano

Imagen: Pixabay

Aunque no lo parezca, el panda y la manta raya tienen mucho en común.Al igual que con las rayas, no se podido confirmar el número de pandas en estado salvaje pero,se cree que  en ambos casos se trata de una pequeña población.Con suerte, las mantas rayas tienen dos crías ( en varios años), una tasa de reproducción muy baja, como la del panda, especialmente en comparación con el promedio de los peces. Las pruebas sugieren que las mantas están bajo amenaza, y China puede tener un peso importante, también como en los pandas.


Hábitat

El ejemplar más grande de las rayas y puede llegar a medir 8,4 metros de envergadura y pesar alrededor de 1.400 kilogramos. Habitan en mares de aguas templadas de todo el mundo; se alimentan de plancton, peces pequeños y calamares. Al igual que los tiburones, tienen peces limpiadores o rémoras oportunistas pegadas a la parte inferior, que buscan las sobras que quedan de su alimentación y también buscan protección. 

En zonas como las costas de Filipinas, Argentina y el Golfo de México su población se vio diezmada en los años noventa por el descontrol en la caza con arpón. 

Comportamiento 
Al igual que los tiburones o delfines, realizan saltos fuera del agua. Se han observado tres tipos de saltos: salto hacia delante cayendo de cabeza, salto hacia delante cayendo con la cola y voltereta. Las razones por las que hacen esto podrían ser: como método de huida ante sus predadores, para quitarse ellas mismas los parásitos, para comunicarse con otras rayas (el ruido provocado al chocar contra la superficie del agua se puede oír y ver desde varios kilómetros de distancia). Los machos podrían hacerlo también como parte del cortejo para demostrar su fortaleza o quizás sea simplemente una forma de juego. 

Vulnerabilidad 
Las mantas rayas son vulnerables por dos causas: como captura accidental - pueden quedar atrapadas en redes de pesca industriales dirigidas a diferentes tipos de atún - y, cada vez más, debido a la medicina tradicional china.

Las Manta rayas se pescan por sus branquiespinas, que les permiten filtrar los alimentos del agua. Algunos chinos creen que tienen propiedades curativas o son buenos en la limpieza de toxinas. Una página web china afirma que las branquiespinas mejoran el sistema inmunológico, la circulación sanguínea y ayudan en el tratamiento del cáncer, enfermedades de la piel y la infertilidad, como no. 

¿Moda medicinal?
Los grupos conservacionistas argumentan que las mantas ni siquiera son consideradas medicina “tradicional” y que no se encuentran referencias en los antiguos libros de medicina tradicional china. Pero el aumento de la renta per cápita permite a los consumidores chinos adoptar rápidamente estas modas medicinales, lo que aumenta el impacto sobre las rayas, que se ha acelerado en los últimos 10 o 15 años.

Pesca
Según las conclusiones, publicadas en el informe Manta Ray of Hope, alrededor de 3.400 mantas y 94.000 mobulas (relacionados con la familia de la manta raya) son capturadas cada año, pero los números reflejan sólo las capturas declaradas; si sumamos la pesca ilegal, la cifra subiría ampliamente. 

Gobiernos como el australiano ya están implementando medidas para prohibir los métodos de pesca que diezman la población de mantas. Pero en la zona del África Oriental el descontrol en esta materia está a la orden del día.

Los cargueros comerciales chinos que transportan productos para venderlos en África, una vez realizada la descarga de su mercancía, vuelven a llenar sus contenedores con materias primas y recursos. En África, los llenan de madera, pescado o de aleta de tiburón o partes de mantas rayas.

La protección de una especie “amenazada”
La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha clasificado la manta raya como “vulnerable” a la extinción.

Una parte de la comunidad científica china está dando los primeros pasos para la protección de la especie.En los últimos dos años, han llevado a cabo evaluaciones de la manta raya y se presentó una recomendación al gobierno de incluirla como una especie protegida. No obstante, a día de hoy, no existe una normativa en China que regule la pesca y venta de los productos derivados de la manta raya. 

Grupos como Manta Trust se están centrando en conseguir que las mantas estén en la lista del Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES). Pero los científicos tienen que trabajar duro para ello, ya que es muy difícil estar en la lista de CITES, es necesario reunir una gran cantidad de requisitos que son difíciles de definir en el campo de la biología marina.

Una enorme manta raya que pesa más de 2,200 libras y mide casi nueve metros de largo fue capturada en la costa oriental de China, el pasado mes de septiembre.

El misterio de los nacimientos de las mantas rayas
Los detalles de su ecología reproductiva y los patrones migratorios son, por ahora, preguntas sin respuesta para los científicos. No se conoce dónde y en qué condiciones dan a luz. En pleno siglo XXI nadie le ha visto jamás una manta dar a luz en la naturaleza.

Y la investigación es laboriosa y costosa, ya que las concentraciones de estos animales tienden a ser alrededor de lejanas y apartadas islas, lo que complica los problemas de logística.

Con los avances tecnológicos, sin embargo, los científicos están ganando algo de terreno. Las marcas por satélite son una forma de ayudar a la investigación mediante el seguimiento de ejemplares.

El turismo de buceo, posible salvavidas 
Dos instructores de buceo en el complejo Misool Eco and Conservation Center en Raja Ampat han descubierto una fuente de ingresos para compensar los costos de las investigaciones el turismo. Han estimado que una manta raya puede recaudar potencialmente 1 millón € en ingresos por turismo durante su vida. 

Con la bendición de las autoridades de la localidad, los dos buceadores Pilkington-Vincett y Beale Calvin lanzaron un proyecto de investigación en los arrecifes circundantes.La pasada temporada, recaudaron 32.000 € de donaciones realiazads por buceadores recreativos que les acompañaban en las inmersiones para recoger muestras de ADN y etiquetar las mantas. 

Con el dinero, se han comprado tres guías satélite y recogido numerosas muestras de ADN. Están enviando los datos a la Institución Scripps de Oceanografía para su análisis. Con bases de datos en línea, tales como el Proyecto de Investigación de Manta, la investigación sobre la manta raya se ha arraigado en un intercambio global entre científicos y aficionados por igual. 



+info: behindthewall.nbcnews
Síguenos en FacebookTwitter, G+ y Flickr

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada